.
Fundación Ozama RD Verde, Inc.
C/Guayubin Olivo #9 Tel. 809-414-9095
El Brisal, Santo Domingo Este, R. D.
Tel. 809-273-3065 / Cel. 809-470-1070
correo: ozamard@gmail.com


Dominicana al borde de una revuelta civil por agua

Las presas se encuentran vacías, los ríos secos y la ausencia de lluvia ha puesto en peligro un derecho fundamental como el acceso al agua, y es por ello que vemos frecuentemente los barrios de la capital con latas y cubetas en mano haciendo protesta porque se le garantice vivir, adquirir un tanque de agua, pero no solo eso es penoso, sino que también está en peligro el acceso a los alimentos, toda vez que los agricultores están con el grito al cielo, reclamando ayuda del gobierno porque la sequía le hizo perder la cosecha, definitivamente tenemos una crisis de agua.
Pese a todo esto de manera criminal se ha desatado una envestida de prenderle fuego a los bosques más importantes del país en producción de agua por intereses oscuros que ni siquiera en algunas ocasiones son dominicanos o posiblemente enviados por extranjeros, agravan la situación de acceso al agua, casos tan delicados como Loma Miranda que todos los dominicanos sabemos cuáles son los intereses que se ciernen sobre esa importante reserva de agua, aparece quemándose en 14 puntos.  Todo el que tiene un mínimo de raciocinio sabe que naturalmente no se van a producir catorce incendios al mismo tiempo en un lugar como Loma Miranda, evidentemente existen manos criminales que las autoridades deben investigar y dar con los responsables.
Nos apena mucho escuchar mediante el Gobierno de la Mañana, un medio de gran credibilidad a nivel nacional e internacional, que las autoridades militares impidieron que un grupo de ciudadanos encabezados por el Padre Rogelio Cruz contribuyeran con apagar el fuego en Loma Miranda y más nos avergüenza como dominicanos que esas órdenes militares estén supuestamente provinieran de FALCONDO, eso nos hace sospechar que FALCONDO tiene algo que ver con este fuego, toda vez que en materia criminal se investiga a quién beneficia el crimen y en este caso quien quiere explotar Loma Miranda es FALCONDO para extraer Nikel.
Seis personas han sido golpeadas, maltratadas de un grupo que estaba tratando de contribuir a apagar el fuego en Loma Miranda, si fue un acto criminal pegarle fuego a Loma Miranda peor es el hecho de impedir que se apague el fuego, y no es un asunto que se lo está inventando el INSAPROMA, no es que la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales establece en su artículo 174 lo siguiente:  “Todo el que culposa o dolosamente por acción u omisión,  transgreda o viole la presente ley y demás disposiciones que la complementen,  incurre en delito contra el medio ambiente y los recursos naturales y, por tanto,  responderá de conformidad a las mismas.  Así, de toda agresión o delito contra el medio ambiente y los recursos naturales nace una acción contra el culpable o responsable”. De manera que es claro que el que impida que se realice una labor de protección ambiental es tan culpable como el que provocó el siniestro.
Es importante señalar fundamentalmente a las autoridades que impidieron que esos ciudadanos ayudaran a apagar el fuego y que al contrario fueron golpeados, tienen el derecho y así lo pueden hacer de someter a la acción de la justicia, tanto a los autores materiales de la golpiza como a los autores intelectuales que los enviaron a ellos toda vez que el artículo 184 de la Ley 64-00 dispone: “Los funcionarios del Estado que hayan permitido expresamente o por descuido e indiferencia, la violación a la presente ley, serán pasibles de la aplicación de las penas indicadas en los numerales 1 y 2 del artículo precedente, independientemente de las sanciones de índole administrativa que puedan ejercerse sobre ellos, incluyendo la separación temporal o definitiva de sus funciones”.
Esas sanciones que señala ese artículo 184 son las siguientes: 1)      Prisión correccional de seis (6) días a tres (3) años y, si hubiesen fallecido personas a causa de la violación, se aplicará lo establecido en el Código Penal Dominicano; y/o    2) Multa de una cuarta (1/4) parte del salario mínimo hasta diez mil (10,000) salarios mínimos vigentes en el sector público en la fecha en que se pronuncie la sentencia;  y/o.  Al parecer los funcionarios públicos no le temen a la ley, pues le han dado a entender que están blindados, sin embargo yo les recomiendo que no continúen la práctica de dejar hacer y dejar pasar porque no siempre le acompañará la suerte de tener la indiferencia de la justicia.

El INSAPROMA se pone a disposición de las 6 personas que han sido golpeadas y de todas aquella instituciones y personas que le duele la destrucción del medio ambiente para que se use la vía jurisdiccional para reclamar justicia ambiental y la restauración de los daños causados por evidentemente criminales de lesa patria, toda vez que el que priva de los alimentos y del agua a todo un pueblo es un criminal de los peores. 
Euren Cuevas Medina
Director Ejecutivo de INSAPROMA