.
Fundación Ozama RD Verde, Inc.
C/Guayubin Olivo #9 Tel. 809-414-9095
El Brisal, Santo Domingo Este, R. D.
Tel. 809-273-3065 / Cel. 809-470-1070
correo: ozamard@gmail.com


Estudio Agua, Diario Libre

Fuente: Diario Libre

El agua incesante baldea los carros de un lavadero improvisado, mientras refresca los torsos desnudos de los limpiadores de autos que reciben los rayos del sol del meridiano. Allí..., desde un grifo que yace sobre la acera de una esquina de una transitada vía del sector Las Caobas, Santo Domingo Oeste, jóvenes de pieles trigueñas y cabellos encrespados, también ingieren el líquido. Es una práctica común en diversas zonas de República Dominicana. 

Y es que desde hace varios años, los funcionarios del agua en territorio dominicano, han dado fe de la pureza de su suministro. En una ocasión, uno de ellos llegó a tomar agua de la llave durante una rueda de prensa, para dar garantía de su pureza. 

A la fecha, aún se mantiene esta ideología: El índice de potabilidad de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), en este momento, está por encima del 97% y las normas internacionales exigen un mínimo de un 95%, asevera el subdirector de Operaciones de la institución, Luis Salcedo. 

Sin embargo, un análisis al agua realizado directamente en tres de las cuatro plantas de tratamiento que usa el Gobierno, para potabilizar el líquido dirigido a más de dos millones de habitantes residentes en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, arrojaron resultados preocupantes de contaminación. 

En varias ocasiones se había hablado de la baja calidad con la que llega a los hogares. Muchos la atribuían a fallas en las tuberías, pero nunca se hizo mención del agua que manejan en sus plantas de tratamiento.

En ellas se encontraron presencia de coliformes totales (Heces fecales), estreptococo, pseudomona, citrobacter freundi y enterobacter spp, bacterias capaces de producir enfermedades gastrointestinales, diarreas, conjuntivitis, otitis, amigdalitis, abscesos dentales, meningitis en neonatos y trastornos del embarazo en la mujer, este último por enfermedades genitourinarias. 

Algunas de estas, como el estreptococo, también pueden provocar enfermedades complicadas en la piel, tal es el caso de la "piodermitis, que es una infección que de no tratarse pueden lesionar el corazón y los riñones", agrega la dermatóloga Sónica Then. 

Enfermedades que según la experta, pueden además terminar en lesiones y generar una necrosis severa.
 Seguir leyendo en Diario Libre